Alimentos para articulaciones

Alimentos para articulaciones

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Alimentos para las articulaciones y los ligamentos de la rodilla

Todos los tipos de artritis tienen un elemento de inflamación, y la inflamación provoca dolor y daños en las articulaciones. Lo ideal es prevenir la inflamación, pero eso no siempre es posible. Una vez que existe, el objetivo es reducirla para aliviar el dolor. Una dieta para el dolor articular incluye alimentos con nutrientes antiinflamatorios conocidos y también nutrientes para la formación de huesos y el fortalecimiento del tejido conectivo.
La inflamación puede causar muchos daños en el cuerpo, incluidas las articulaciones. La inflamación es lo que hace que el revestimiento de las articulaciones se hinche y que éstas se pongan rojas y calientes. La inflamación crónica está relacionada con el lupus, la artritis reumatoide y la artritis psoriásica, y es un síntoma de la artrosis cuando el deterioro de los huesos irrita los tejidos blandos. La inflamación puede causar graves daños en las articulaciones cuando no se trata o se hace crónica.
La investigación médica está aprendiendo cada vez más sobre el papel de los alimentos para la salud de las articulaciones y para reducir el dolor articular. Los alimentos considerados antiinflamatorios tienen ciertas características. Por ejemplo, tienen niveles más altos de ácidos grasos omega-3 y antioxidantes en comparación con otros alimentos. Lo cierto es que muchos de los alimentos que la gente consume están contribuyendo a que el dolor articular y los síntomas de la artritis sean más graves de lo que se experimentaría en caso contrario.

Los peores alimentos para la artritis

Mantener una dieta saludable es importante, incluso si no tiene dolor en las articulaciones. Sin embargo, si tiene dolor articular causado por la osteoartritis o la artritis inflamatoria, puede incorporar estos alimentos a su dieta para ayudar a la inflamación y a la salud de las articulaciones.
Se sabe que los ácidos grasos omega-3 son útiles para combatir la inflamación. Además, son buenos para la salud del corazón. Reducir la inflamación es clave para controlar el dolor y restaurar la función. Los omega-3 pueden ser especialmente útiles para las personas con artritis reumatoide, una artritis inflamatoria que causa hinchazón en las articulaciones.
El calcio es esencial para mantener los huesos sanos y fuertes. También ayuda a controlar los músculos y la circulación sanguínea. Nuestro cuerpo no produce calcio de forma natural, por lo que tenemos que obtenerlo a través de los alimentos que comemos. Cuando no obtenemos suficiente calcio, nuestro cuerpo empieza a eliminarlo de los huesos. Esto puede acabar debilitando los huesos y conducir a la osteoporosis.
La vitamina D va de la mano del calcio: el cuerpo necesita la vitamina D para absorber correctamente el calcio de los alimentos. Nuestro cuerpo produce vitamina D cuando se expone a la luz solar, pero un exceso de luz solar también expone a nuestro cuerpo a una excesiva radiación UV, que puede provocar cáncer de piel. Por eso se recomienda obtener la vitamina D a través de los alimentos o los suplementos.

Alimentos para la artritis reumatoide que hay que evitar

Junto con el uso de medicamentos, una dieta adecuada puede frenar las respuestas inflamatorias del cuerpo que causan el dolor. Comer los alimentos adecuados también ayuda a mantener un peso saludable, lo cual es increíblemente importante ya que las caderas y las rodillas soportan la mayor parte, si no todo, del peso corporal.
El salmón, la caballa y el atún tienen altos niveles de ácidos grasos Omega-3 y vitamina D. Se ha descubierto que ambos ayudan a reducir la inflamación. Recomendamos una dieta saludable que incluya pescado un par de veces a la semana. Para los que no comen pescado, considere los suplementos de aceite de pescado como una alternativa.
Las espinacas, la col rizada, el brócoli y la berza son grandes fuentes de vitaminas E y C. La vitamina E protege al cuerpo de las moléculas proinflamatorias. La vitamina C ayuda al cuerpo a producir colágeno, que es un componente principal del cartílago que ayuda a la flexibilidad de las articulaciones.
Las almendras, las avellanas, los cacahuetes, las pacanas, los pistachos y las nueces contienen grandes cantidades de fibra, calcio, magnesio, zinc, vitamina E y grasas Omega-3, que tienen efectos antiinflamatorios. Los frutos secos también son saludables para el corazón, lo que es especialmente importante para las personas con artritis reumatoide (AR), ya que tienen el doble de riesgo de sufrir enfermedades cardíacas que los adultos sanos.

Alimentos buenos para las articulaciones y los cartílagos

Ben Franklin tenía razón cuando dijo: “Una onza de prevención vale más que una libra de cura”. Estamos de acuerdo, por lo que nuestros especialistas en ortopedia animan a los pacientes a adoptar hábitos dietéticos y de ejercicio que favorezcan la fortaleza de los huesos y las articulaciones.
Su rutina diaria puede tener un gran impacto en la salud y la longevidad de sus articulaciones. Por ejemplo, elegir alimentos que aumenten la densidad ósea, fortalezcan el tejido conectivo y reduzcan la inflamación puede ayudarle a prevenir lesiones y a conservar sus articulaciones para una vida larga y activa.
A menudo vemos pacientes que sienten curiosidad por hacer cambios en su estilo de vida para reducir el dolor articular. Sin embargo, nuestros médicos ortopédicos reconocen que es difícil cambiar todo a la vez. Por lo tanto, echar un vistazo a su dieta es un buen punto de partida.
El pescado de agua fría es una excelente fuente de ácidos grasos Omega-3, que son nutrientes esenciales para la salud humana. Estos importantes nutrientes también se denominan a veces ácidos grasos poliinsaturados. No sólo se ha demostrado que reducen las proteínas inflamatorias en el cuerpo, sino que también mejoran la función cerebral y reducen el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y otras enfermedades.