Ardha hanumanasana

Ardha hanumanasana

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Hanuman…

Ardha hanumanasana (are-dah hah-new-mahn-AHS-ah-nah) es un gran estiramiento para los isquiotibiales. Esta postura es más accesible que la hanumanasana completa y fortalece los músculos necesarios para practicar splits frontales de forma segura, con los músculos correctos debidamente comprometidos.
Uno de los personajes principales del Ramayana es Hanuman, el famoso dios mono, devoto del Señor Rama e hijo de Vayu (el dios del viento). Se le celebra en la postura hanumanasana, que representa físicamente su famoso “salto de fe”, que le llevó a cruzar el océano desde la India hasta Sri Lanka. Ardha hanumanasana, la postura preparatoria para la hanumanasana, puede representar la estabilidad y la fuerza necesarias para realizar grandes gestos que cambian el mundo (o la vida). En lugar de centrarte únicamente en ganar flexibilidad, practica la ardha hanumanasana para crear un equilibrio saludable de flexibilidad y fuerza. Cuando practiques la ardha hanumanasana, recuérdate a ti mismo los peligros de ser sólo flexible en la vida; para llegar realmente a donde quieres ir, también debes ser fuerte y estable.

Ver más

Hanuman es el dios mono de la India. Hanumanasana describe la postura de yoga avanzada también conocida como “Splits”. Se trata de una postura avanzada que necesita mucha paciencia y una práctica constante para conseguirla. No te preocupes si no puedes conseguirla de inmediato. Se necesita algo de tiempo para aflojar los isquiotibiales, las caderas y la pelvis.
Antes de intentar la Hanumanasana, asegúrate de que tu cuerpo, y especialmente los isquiotibiales, están calientes. Este es un requisito esencial para evitar lesiones graves y dolores musculares. Puedes, por ejemplo, ponerte en la postura de la equitación y bajar la pelvis todo lo posible. Coloca las manos en las caderas y trata de empujarlas más abajo. Esto mejora la flexibilidad de la pelvis y las piernas, al tiempo que calienta todos los músculos.
Nuestro equipo de Gyan Yog Breath publica semanalmente tutoriales sobre las asanas para ayudarte a realizar la práctica correcta y a entender los distintos beneficios y contraindicaciones de las posturas. A veces, leer sobre una práctica puede despertar preguntas y el deseo de aprender yoga a un nivel mucho más profundo. Por lo tanto, hemos establecido tres Programas de Formación de Profesores de Yoga registrados por la Alianza del Yoga que tienen como objetivo guiarte hacia niveles avanzados y superiores de yoga.

Ardha trikonasana

Los splits completos son bastante interesantes.    Pero pueden ser un tormento para las personas con los isquiotibiales tensos. Para estas personas, la Ardha Hanumanasana ofrece una ventaja significativa. Estira los isquiotibiales y abre las caderas, preparando el cuerpo para las posturas avanzadas. Sigue leyendo para saber más sobre la postura, sus beneficios y todos los demás aspectos que necesitas para dominar la postura.
1) Comienza en Adho Mukha Svanasana [Postura del Perro mirando hacia abajo]. Planta las palmas de las manos firmemente en la esterilla, empujando las caderas hacia el techo. Manteniendo una microflexión en las rodillas, levanta el talón para activar los isquiotibiales. Respira un poco aquí para abrir todo el cuerpo.
3) Cuadra las caderas y apílalas sobre la rodilla trasera. Inhala y alarga la columna vertebral. Al exhalar, vuelve a sentarte lentamente sobre la pierna de atrás. Al mismo tiempo, estire la pierna derecha al máximo, flexionando los dedos de los pies hacia el cuerpo.
4) Ahora lleve la atención a la parte delantera. Es muy común bloquear la rodilla delantera en este estado, lo que aumenta el riesgo de lesiones en la rodilla. Para evitar cualquier tipo de lesión, mantén una microflexión en la rodilla delantera y activa los cuádriceps internos de la rodilla delantera.

Ardha malasana

Si cuando ves a la gente deslizarse hacia las divisiones, piensas que deben ser miembros de una especie diferente, es posible que rehúyas la Hanumanasana (Postura del Dios Mono). Es una asana difícil y puede resultar frustrantemente incómoda. Pero tanto si llegas a hacer una separación completa con la pelvis arraigada al suelo y el corazón elevándose majestuosamente hacia arriba como si no, encontrarás poder en la práctica de la Hanumanasana.
Hanumanasana no es una postura fácil, dice Noah Maze, un conocido profesor de yoga que hace que todo parezca sin esfuerzo. Sin embargo, dice, le encanta a pesar de ser tan difícil. La postura requiere mantener la pelvis equilibrada mientras la pierna delantera se mueve hacia adelante en una profunda flexión y la pierna trasera va directamente hacia atrás en una profunda extensión, lo que significa que tanto los isquiotibiales como los flexores de la cadera deben estar abiertos.
Sí, la Hanumanasana es un gran estiramiento para la mayoría de nosotros, que exige un esfuerzo intenso y una dedicación sincera. Quizás no sea una coincidencia que estos sean algunos de los atributos que los estudiantes de yoga veneran en Hanuman, la deidad hindú que da nombre a la postura. Hanuman, que adopta la forma de un mono, es conocido como la encarnación de la devoción y el servicio. Cuando se practica esta postura, que se asemeja al gran salto en vuelo a través del océano que hizo Hanuman, con una comprensión de lo que representa, la postura puede convertirse en una exploración de tu propia devoción y compromiso con el servicio. Te ofrece la oportunidad de considerar a qué se dedica tu práctica, y de hecho tu propia vida, y a qué se ofrece en servicio.