Beneficios del yoga para la espalda

Beneficios del yoga para la espalda

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Yoga para el dolor de espalda – principiantes

Hay muchos tipos diferentes de yoga, y es importante elegir una forma que sea apropiada para el nivel de condición física, los objetivos y la condición médica de cada persona. A continuación se explican brevemente algunas de las formas más populares y disponibles.
Este tipo de yoga se centra en la alineación adecuada y los movimientos precisos. En el yoga Iyengar se utilizan a menudo accesorios como bloques o correas para quienes no son tan flexibles o para compensar lesiones. Debido a esta atención a los detalles y a la modificación de las posturas, el yoga Iyengar es a menudo una buena forma de yoga para las personas con dolor de espalda o de cuello, ya que es probable que se beneficien de la modificación de las posturas.
Esta forma se denomina comúnmente “yoga de la fuerza” porque se centra en movimientos potentes y fluidos, como las flexiones y las estocadas, que requieren fuerza y resistencia. El Ashtanga yoga puede ser apropiado para quienes se han rehabilitado con éxito de una lesión de espalda y buscan una práctica más extenuante, y para personas que ya son atléticas, como corredores y ciclistas, que quieren añadir flexibilidad, equilibrio y concentración a sus rutinas de ejercicio.

Beneficios del yoga para el dolor de espalda

Si hoy has hecho tu postura de yoga del “perro hacia abajo”, probablemente te sientas más relajado. Independientemente de su nivel de conocimientos de yoga, si lo practica con regularidad, puede sentirse mejor de pies a cabeza.
El yoga ofrece beneficios para la salud física y mental de personas de todas las edades. Y, si estás pasando por una enfermedad, recuperándote de una cirugía o viviendo con una condición crónica, el yoga puede convertirse en una parte integral de tu tratamiento y potencialmente acelerar la curación.
Un terapeuta de yoga puede trabajar con los pacientes y elaborar planes individualizados que colaboren con sus terapias médicas y quirúrgicas. De esta manera, el yoga puede apoyar el proceso de curación y ayudar a la persona a experimentar los síntomas con más centrado y menos angustia.
El yoga es tan bueno como los estiramientos básicos para aliviar el dolor y mejorar la movilidad de las personas con dolor lumbar. El Colegio Americano de Médicos recomienda el yoga como tratamiento de primera línea para la lumbalgia crónica.
Póngase a cuatro patas, colocando las palmas de las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Primero, inhala y deja que tu estómago baje hacia el suelo. A continuación, exhala mientras llevas el ombligo hacia la columna vertebral, arqueando la columna como un gato que se estira.

Yoga para el dolor lumbar y las caderas

La forma de yoga más practicada es el Hatha yoga. Como forma física, el Hatha yoga incorpora una serie de posturas denominadas Asanas, al tiempo que se basa en una técnica de respiración, denominada Pranayama. Mediante la adopción de posturas corporales y técnicas de respiración muy básicas y a veces muy complejas, el objetivo del yoga es proporcionar al practicante una serie de beneficios físicos y mentales.
La práctica del Hatha yoga proporciona al practicante un estado mental preparado para la meditación, lo que a su vez reduce el estrés y mejora el estado de ánimo. Estos beneficios mentales desempeñan un papel importante en los beneficios curativos generales del yoga.
En teoría, el yoga ayuda a las personas a concentrar su energía en la respiración y el mantenimiento de la postura. La respiración metódica aumenta el flujo de oxígeno al cerebro y establece un ritmo dentro del cuerpo y la mente. Se dice que esta acción, junto con las posturas y a veces la meditación, disipa el estrés y la ansiedad, por lo que alivia el dolor de espalda causado por factores psicológicos y emocionales.

¿debo hacer yoga con dolor de espalda?

El yoga es una práctica suave que resulta ideal para mantener la fuerza y la flexibilidad de la espalda. También es una de las herramientas más eficaces para ayudar a reducir el dolor lumbar, la fuente más común de dolor y discapacidad entre los adultos mayores.
El yoga consiste en una serie de posturas y hace hincapié en las técnicas de respiración. Las posturas enseñan a estirar y fortalecer los músculos, lo que ayuda a reducir la tensión muscular, aumentar la flexibilidad y la fuerza, y mejorar el equilibrio y la fortaleza de los huesos.
En el caso del dolor lumbar, el yoga puede ser especialmente útil para los músculos que sostienen la espalda y la columna vertebral, como los músculos paraespinales que ayudan a doblar la columna, los músculos multífidos que estabilizan las vértebras y el transverso abdominal, que también ayuda a estabilizar la columna.
Los beneficios del yoga van más allá de los músculos. Los movimientos lentos y la concentración continua en la respiración adecuada pueden mejorar el aspecto emocional del dolor de espalda al ayudar a reducir el estrés y aliviar la ansiedad y la depresión.