Chakra 1

Chakra 1

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Cómo activar los chakras en el cuerpo humano

El chakra raíz suele considerarse como el que proporciona energía a los demás chakras, por lo que si está bloqueado o desequilibrado, es probable que los demás chakras también lo estén. Al igual que un edificio, asegurarse de que sus chakras tienen unos cimientos firmes -con un chakra raíz equilibrado- es crucial para tener un sistema de chakras sano y abierto. Cuando tu chakra raíz está equilibrado, tienes energía y confianza en ti mismo en lugar de arrogancia o miedo, y te sientes tranquilo, centrado y preparado para lo que la vida te traiga. Aquí tienes seis sencillos consejos para equilibrar tu chakra raíz.
En serio: imaginar el color rojo brillando en la base de la columna vertebral, donde se encuentra este chakra, es el comienzo de la limpieza y el equilibrio del chakra raíz. Comienza con la sencilla meditación de imaginar una luz roja brillante en la base de tu coxis. Imagina que esta luz roja se extiende por tus piernas y pies, conectándote con la tierra.
No importa si “no sabes bailar”. Cierra la puerta y mueve tu cuerpo. Esta es una de las mejores maneras de equilibrar este chakra. Mejor aún: pon música y canta con ella, ya que el canto limpia el chakra de la garganta, lo que supone una ventaja adicional.

Curación de los chakras

Situado en la base de la columna vertebral, el primer chakra (también conocido como chakra base, chakra raíz o Muladhara en sánscrito) rige la salud de las piernas, los pies, las articulaciones y los músculos. Por si fuera poco, también es responsable de tu supervivencia, seguridad y sentido de pertenencia. Sabrás que está funcionando correctamente si:
Tus pies son tu base física y metafísica, así que muéstrales un poco de amor con esta breve secuencia de yoga para los pies y los tobillos. Muévete despacio y con atención. Al entrar en cada postura, crea una base sólida presionando las partes de tu cuerpo que tocan el suelo. Concéntrate en la alineación de tu cuerpo y en las sensaciones de tus músculos y articulaciones. Pregúntate: ¿cómo puedo aumentar la sensación de estabilidad y equilibrio en esta postura?
La próxima vez que estés en un parque o en la playa, quítate los zapatos y ponte descalzo. Con los ojos abiertos o cerrados, lleva tu conciencia a la superficie bajo tus pies; ¿es hierba, arena, tierra, roca o alguna otra superficie natural? Observa la textura y la temperatura bajo tus pies. Separa los dedos de los pies, con la tierra hacia abajo por las cuatro esquinas de los pies, distribuyendo tu peso de manera uniforme entre los lados izquierdo y derecho. Imagina que las raíces se desarrollan en las plantas de tus pies, anclándote.  Con los pies firmemente plantados en la tierra, te sientes instintivamente enraizado, firme y fuerte.    Cuando tu cuerpo o tu mente te indiquen por primera vez que tal vez es hora de seguir adelante, quédate un rato más, recordando que los árboles permanecen inmóviles durante años, toda la vida.

Muladhara

Los chakras (/ˈtʃʌk.rəz, ˈtʃæk-/ CHUK-rəz, CHAK-;[2] sánscrito: चक्र, romanizado: cakra, lit.  ’rueda, círculo’; Pali: cakka) son varios puntos focales utilizados en una variedad de prácticas de meditación antiguas, denominadas colectivamente como Tantra, o las tradiciones esotéricas o internas del hinduismo[3][4][5].
El concepto se encuentra en las primeras tradiciones del hinduismo[6]. Las creencias difieren entre las religiones indias, ya que muchos textos budistas mencionan sistemáticamente cinco chakras, mientras que las fuentes hindúes ofrecen seis o siete. [Los primeros textos sánscritos hablan de ellos como visualizaciones meditativas que combinan flores y mantras y como entidades físicas en el cuerpo[7]. Dentro del kundalini yoga, las técnicas de ejercicios de respiración, visualizaciones, mudras, bandhas, kriyas y mantras se centran en la manipulación del flujo de energía sutil a través de los chakras[6][8].
El sistema de chakras occidental moderno surgió de múltiples fuentes, comenzando en la década de 1880, seguido por el libro de Sir John Woodroffe de 1919 The Serpent Power, y el libro de Charles W. Leadbeater de 1927 The Chakras, que introdujo los siete colores del arco iris para los chakras. Posteriormente se añadieron atributos psicológicos y de otro tipo, así como una amplia gama de supuestas correspondencias con otros sistemas como la alquimia, la astrología, las piedras preciosas, la homeopatía, la Cábala y el Tarot.

Svadhishthana

Yogi Cameron ha ayudado a miles de personas a sacar su lado espiritual, habiendo estudiado Medicina Ayurvédica y Yoga desde 2003. Se certificó en Yoga en el Instituto de Yoga Integral en la ciudad de Nueva York, así como en el Sri Satchidananda Ashram, y estudió Medicina Ayurvédica en Arsha Vidya Peetam en el sur de la India y se formó en la Academia Internacional de Ayurveda en Pune, India. Ha aparecido en ELLE, The New York Times, Wall Street Journal y The London Times, y ha aparecido en The Ellen DeGeneres Show y The Today Show, entre otros.
Los siete chakras son los principales centros energéticos del cuerpo. Probablemente hayas oído hablar a la gente de “desbloquear” sus chakras, lo que se refiere a la idea de que cuando todos nuestros chakras están abiertos, la energía puede correr por ellos libremente, y existe armonía entre el cuerpo físico, la mente y el espíritu. Chakra se traduce como “rueda” en sánscrito, y puedes imaginarlos como ruedas de energía positiva que fluye libremente.
En esta guía para principiantes, presentaremos cómo identificar si alguno de los siete chakras principales está desequilibrado. También resumiremos las características, los elementos y los colores que definen a cada chakra, desde la raíz hasta la coronilla.