Ecuanimidad budismo

Ecuanimidad budismo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Mantra de la ecuanimidad

Cómo cultivar la ecuanimidad Todo suena a felicidad, pero ¿cómo cultivar la ecuanimidad en el siglo XXI? Todo el mundo parece tener prisa en esta época, y las redes sociales actúan como un enorme escaparate para medir la felicidad a través de imágenes. ¿Cómo pueden las enseñanzas de Buda de hace 2500 años ayudarnos a ser más fuertes emocionalmente? Echemos un vistazo a algunas grandes estrategias y al camino formal. Meditación para la ecuanimidad Para el budismo, no hay mejor camino que el del autocuidado y la autoconciencia. A través de una antigua técnica llamada Vipassana, Buda enseñó al mundo cómo domar la “mente de mono” y vivir una vida de ecuanimidad. Puedes practicar Vipassana en cualquier parte del mundo gracias a la fundación Dharma.org. Todos los cursos son gratuitos a cambio de un donativo a voluntad.
Si quieres tomar el camino formal y convertirte en un meditador, no hay mejor lugar para empezar. En caso de que te preguntes hasta qué punto la meditación influye en tu vida, aquí tienes al doctor Richard Davidson hablando sobre la meditación y la neuroplasticidad en un clip del documental y en una charla TED.

Conciencia budista

La ecuanimidad es una de las emociones más sublimes de la práctica budista. Es la base de la sabiduría y la libertad y la protectora de la compasión y el amor. Mientras que algunos pueden pensar que la ecuanimidad es una neutralidad seca o una fría distancia, la ecuanimidad madura produce un resplandor y una calidez del ser. El Buda describió una mente llena de ecuanimidad como “abundante, exaltada, inconmensurable, sin hostilidad y sin mala voluntad”.
La palabra pali más común traducida como “ecuanimidad” es upekkha, que significa “mirar por encima”. Se refiere a la ecuanimidad que surge del poder de observación, la capacidad de ver sin dejarse atrapar por lo que vemos. Cuando está bien desarrollado, ese poder da lugar a una gran sensación de paz.
Upekkha también puede referirse a la facilidad que surge de ver un panorama más amplio. Coloquialmente, en la India la palabra se utilizaba a veces para significar “ver con paciencia”. Podríamos entenderlo como “ver con comprensión”. Por ejemplo, cuando sabemos que no debemos tomarnos las palabras ofensivas como algo personal, es menos probable que reaccionemos ante lo que se ha dicho. En su lugar, nos quedamos tranquilos o ecuánimes. Esta forma de ecuanimidad se compara a veces con el amor de la abuela. La abuela ama claramente a sus nietos pero, gracias a su experiencia con sus propios hijos, es menos probable que se vea atrapada en el drama de la vida de sus nietos.

Ecuanimidad frente a indiferencia

Como seres humanos estamos sometidos a continuos cambios en la vida. Los taoístas hablaban de las diez mil penas y las diez mil alegrías. La alegría se convierte en tristeza. La pena se convierte en alegría. Nadie está exento. La ecuanimidad es la cualidad liberadora que nos permite mantener el corazón abierto y equilibrado, tranquilo y estable, en medio de todos estos cambios.
Desarrollamos la ecuanimidad siendo conscientes de nuestras reacciones ante lo que el Buda describió como los ocho dhammas [fenómenos] mundanos. Los dhammas mundanos son cuatro conjuntos de condiciones contrastantes a las que todos estamos sometidos en un momento u otro de nuestras vidas. El cultivo de la ecuanimidad implica examinar profundamente nuestra relación con estas ocho condiciones en la vida.
El primer conjunto de dhammas mundanos es la alabanza y la culpa. En el momento de ser elogiado, ¿podemos ser conscientes de nuestras reacciones? Podemos descubrir que rechazamos los elogios automáticamente, debido a la incomodidad, o que los asimilamos demasiado y nos encontramos dependientes de recibir más. En el momento en que se nos reprocha, ¿podemos ser conscientes de nuestras reacciones? Podemos descubrir que nuestras reacciones incluyen tratar de justificar nuestras acciones, culparnos a nosotros mismos o culpar a la persona que nos ha culpado. Podemos pensar inmediatamente que la persona tiene razón. Podemos pensar inmediatamente que la persona está equivocada.

El budismo desinteresado…

James Baraz es profesor fundador del Centro de Meditación Spirit Rock. James inició el programa de Líderes de la Comunidad Dharma, la Red Kalyana Mitta, es profesor-asesor del programa de la Familia Spirit Rock y dirige el Programa de Formación de Mensajeros Celestiales. Es coautor de Awakening Joy (www.awakeningjoy.info) y dirige un popular curso online con ese nombre. Es coautor de Awakening Joy for Kids. En los últimos años, James se ha centrado en el dharma y el cambio climático y es asesor de One Earth Sangha, un sitio web de la sangha dedicado a las respuestas budistas al cambio climático.