Flexibilidad piernas

Flexibilidad piernas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Cómo conseguir unas piernas flexibles rápidamente

Objetivos: músculos intrínsecos del pieCómo hacerlo: Sentado o tumbado, separa los dedos de los pies todo lo que puedas y relájate. Tiene la opción de flexionar y apuntar el pie mientras realiza este ejercicio para conseguir un trabajo extra de movilidad del tobillo. Repite 10-15 veces con cada pie.
Objetivos: la fascia plantar (el tejido grueso de la parte inferior del pie): Coge una pelota de lacrosse o de golf y coloca la parte central del pie en la parte superior de la pelota. Mantén la posición durante el tiempo que desees. También puedes usar la pelota para masajear cualquier tensión. Para ello, haz rodar el pie hacia delante y hacia atrás sobre la pelota, especialmente en las zonas que te duelen un poco. Repite la operación con el otro pie.
Objetivos: músculo de la pantorrilla y tendón de AquilesCómo hacerlo: Coge una cinta de yoga o una banda de ejercicios y túmbate en el suelo. Mantén la pierna derecha doblada y apoyada en el suelo. Enrolla la banda alrededor de la bola del pie izquierdo y levanta la pierna en el aire. Mantén una ligera flexión de la rodilla izquierda. Flexiona el pie izquierdo y tira de la banda hacia ti hasta que sientas un estiramiento. Repite la operación en el otro lado: Los 10 mejores estiramientos para aliviar el dolor lumbar

Entrenamiento de la fuerza de las piernas

Estiramientos de la parte superior de la espalda.    A continuación, arrodíllese, con los pies apoyados en el suelo (de modo que la parte superior de los pies esté apoyada en el suelo) y manteniendo todo lo que está por debajo de las caderas en posición vertical, baje la parte superior de la espalda y la cabeza hacia atrás por encima de las piernas, dejando que los brazos permanezcan a su lado. Retroceda todo lo que necesite hasta que sienta un estiramiento en la parte superior de la espalda (ver Imagen 3.), si esto es bastante fácil entonces levante los brazos por encima de la cabeza y repita, permitiendo que la pelvis y la parte superior de las piernas también se inclinen hacia atrás con el objetivo de colocar las manos (estiradas por encima de la cabeza, no a los lados como antes), y finalmente la cabeza en el suelo (Ver Imagen 4.). Esto también debería estirar suavemente los cuádriceps.
Puente avanzado: Este es un gran estiramiento para aumentar tu flexibilidad si te sientes cómodo haciendo un puente (ver Imagen 5.) – Si este estiramiento es todavía un poco difícil para ti, entonces sigue practicando puentes, y vuelve a evaluar en un par de semanas. – Una vez que estés en un puente, desplaza tu cuerpo para que tu peso descanse principalmente sobre los brazos, y trata de enderezar gradualmente tus rodillas. Esto es muy eficaz para estirar la parte superior de la espalda y los hombros (véase la imagen 6). No se preocupe si no puede conseguirlo todavía, la repetición diaria suave le llevará a una mejora gradual pero significativa. Si puede enderezar las rodillas con facilidad, vuelva a relajarse en un puente normal, acerque las manos un poco a los pies y repita hasta que sienta un estiramiento razonable. A partir de aquí, el siguiente paso es doblar las rodillas una vez más y bajar hasta que la parte superior del cuerpo se apoye en los codos y las manos se crucen bajo la cabeza (véase la imagen 7).

Cómo conseguir una espalda flexible

¿Quieres volver a hacer los splits (o incluso por primera vez)? ¿Quieres una secuencia eficaz de estiramientos para refrescarte después de correr? ¿O tienes problemas de postura por estar demasiado tiempo sentado? Independientemente de tus objetivos de estiramiento, te tengo cubierto con estos 12 increíbles estiramientos de piernas y muslos.
Primero, repasaré los estiramientos de piernas y luego te mostraré cómo combinarlos en 3 rutinas de estiramiento de piernas diferentes dependiendo de si eres corredor, quieres trabajar tu flexibilidad o te sientas mucho cada día.

Cómo ser flexible si eres muy rígido

Este artículo ha sido redactado por Monica Morris. Monica Morris es una entrenadora personal certificada por el ACE (American Council on Exercise) con sede en el área de la bahía de San Francisco. Con más de 15 años de experiencia en entrenamiento físico, Monica comenzó su propia práctica de entrenamiento físico y obtuvo su certificación ACE en 2017. Sus entrenamientos enfatizan los calentamientos y enfriamientos adecuados y las técnicas de estiramiento.
Mejorar la flexibilidad de las piernas es una gran manera de empezar a ponerse en forma, o puede ayudar a prevenir lesiones graves si ya eres un atleta experimentado. El estiramiento de las piernas también puede tener efectos positivos en la espalda, la capacidad de realizar tareas cotidianas y la salud en general[1].
Tanto si te estás iniciando en un régimen de fitness como si quieres impresionar a tus amigos con los splits, la clave de los estiramientos es mantener una rutina regular de tres a cuatro veces por semana. Si te estiras con regularidad y combinas posturas dirigidas a los cuádriceps, los isquiotibiales, las pantorrillas y las caderas, verás que te vuelves más flexible con cada semana que pasa.