Ganar flexibilidad piernas

Ganar flexibilidad piernas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Cómo conseguir una espalda flexible

¿No puede agacharse y tocarse los dedos de los pies? Puede que pienses que la flexibilidad es algo con lo que se nace: o la tienes o no la tienes. Aunque tu nivel de flexibilidad está relacionado con la genética (no todos podemos ser contorsionistas), te sorprenderá saber que puedes desarrollar la flexibilidad del mismo modo que puedes desarrollar la fuerza, la resistencia o la velocidad.    Al igual que cualquier otra cosa, el desarrollo de la flexibilidad requiere práctica. Requiere tanta constancia como desarrollar los músculos o ponerse en forma para una maratón. Puede que no sea fácil, pero es definitivamente factible, y puedes empezar con estas sencillas formas de ser más flexible.    Más información: Los mejores ejercicios abdominales para fortalecer el tronco
Realizar estiramientos estáticos puede ser el método más sencillo para mejorar la flexibilidad. Los estiramientos estáticos incluyen todos los ejercicios de flexibilidad que implican mantener un músculo en una posición estirada durante un tiempo considerable, normalmente unos 30 segundos. Esto le permite aislar y estirar profundamente un músculo. Empezar y terminar el día con estiramientos estáticos -sólo de 5 a 10 minutos- puede suponer una gran diferencia en la flexibilidad de los músculos en el día a día.    Algunos de los estiramientos estáticos con los que quizá ya esté familiarizado son:    Algunos estiramientos estáticos avanzados son:

Cómo ser flexible en una semana

Christa Miller es una profesional de la escritura con experiencia en terapia de masaje y salud. Miller asistió a la Universidad Estatal de San Francisco para obtener una licenciatura en escritura creativa con especialización en periodismo y luego obtuvo una licencia de terapia de masaje en Arizona.
Las rodillas son máquinas complejas que contienen muchos tendones, ligamentos y cartílagos. Trabajan para conectar los huesos y los músculos de la parte inferior y superior de las piernas. Sus rodillas pueden doler y sufrir lesiones si las usa mucho pero no toma medidas para mantenerlas. Estirar y fortalecer las estructuras y los músculos que sostienen tus rodillas te ayudará a reducir el riesgo de desarrollar problemas a largo plazo en esas articulaciones.
Habla con tu médico o fisioterapeuta para determinar qué tipo de ejercicios debes hacer para mejorar el tono y la flexibilidad de tus rodillas. Es posible que le sugieran que realice actividades de bajo impacto, como la natación y el yoga, para reducir la tensión si tiene artritis. Si no estás en buena forma física, empieza a entrenar con calma. Ganar fuerza y flexibilidad lleva tiempo. Y aunque puede sentir alguna molestia durante y después de un estiramiento, nunca debe sentir un dolor grave, según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos. Detén el ejercicio y descansa los músculos si las molestias se convierten en dolor.

Cómo ser flexible rápidamente

Este artículo ha sido redactado por Monica Morris. Monica Morris es una entrenadora personal certificada por el ACE (American Council on Exercise) con sede en el área de la bahía de San Francisco. Con más de 15 años de experiencia en entrenamiento físico, Monica comenzó su propia práctica de entrenamiento físico y obtuvo su certificación ACE en 2017. Sus entrenamientos enfatizan los calentamientos y enfriamientos adecuados y las técnicas de estiramiento.
Mejorar la flexibilidad de las piernas es una gran manera de empezar a ponerse en forma, o puede ayudar a prevenir lesiones graves si ya eres un atleta experimentado. El estiramiento de las piernas también puede tener efectos positivos en la espalda, la capacidad de realizar tareas cotidianas y la salud en general[1].
Tanto si te estás iniciando en un régimen de fitness como si quieres impresionar a tus amigos con los splits, la clave de los estiramientos es mantener una rutina regular de tres a cuatro veces por semana. Si te estiras con regularidad y combinas posturas dirigidas a los cuádriceps, los isquiotibiales, las pantorrillas y las caderas, verás que te vuelves más flexible con cada semana que pasa.

Cómo aumentar la flexibilidad de las piernas para los splits

Objetivos: músculos intrínsecos del pieCómo hacerlo: Sentado o tumbado, separa los dedos de los pies todo lo que puedas y relájate. Tiene la opción de flexionar y apuntar el pie mientras realiza este ejercicio para trabajar un poco más la movilidad del tobillo. Repite 10-15 veces con cada pie.
Objetivos: la fascia plantar (el tejido grueso de la parte inferior del pie): Coge una pelota de lacrosse o de golf y coloca la parte central del pie en la parte superior de la pelota. Mantén la posición durante el tiempo que desees. También puedes usar la pelota para masajear cualquier tensión. Para ello, haz rodar el pie hacia delante y hacia atrás sobre la pelota, especialmente en las zonas que te duelen un poco. Repite la operación con el otro pie.
Objetivos: músculo de la pantorrilla y tendón de AquilesCómo hacerlo: Coge una cinta de yoga o una banda de ejercicios y túmbate en el suelo. Mantén la pierna derecha doblada y apoyada en el suelo. Enrolla la banda alrededor de la bola del pie izquierdo y levanta la pierna en el aire. Mantén una ligera flexión de la rodilla izquierda. Flexiona el pie izquierdo y tira de la banda hacia ti hasta que sientas un estiramiento. Repite la operación en el otro lado: Los 10 mejores estiramientos para aliviar el dolor lumbar