Hanumanasana

Hanumanasana

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Medio hanumanasana

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La Postura del Mono (Hanumanasana) es un estiramiento intenso que se conoce comúnmente como “splits”. En el yoga, la Pose del Mono se realiza con las caderas cerradas, mientras que en la gimnasia y las animadoras, las divisiones se realizan con las caderas abiertas. Esta alineación es sutil, pero significativamente diferente.
La ideología detrás de esta postura es dar un salto de fe y dedicarse a los demás. Su nombre proviene del dios mono hindú Hanuman, que rescató a Sita, la esposa de la deidad Rama. Sita estaba retenida en la isla de Sri Lanka, por lo que Hanuman tuvo que dar un enorme paso a través del estrecho para llegar hasta ella.
Este paso gigantesco se interpreta como las divisiones en esta postura. A los profesores de yoga a menudo les gusta contar esta historia mientras se mantiene la Postura del Mono durante lo que parece una eternidad, lo cual es una lección de paciencia. Suele ir precedida de la Postura de la Zancada Baja y seguida de la Flexión hacia delante sentada.

La historia de hanumanasana

La historia de Hanuman es una historia de devoción, valor y triunfo del bien sobre el mal. Es posible que hayas oído hablar muchas veces de este dios mono, que representa el poder y el servicio desinteresado, pero hay mucho más que aprender cuando se trata del vínculo entre esta deidad honrada y el encanto de la postura de yoga.
Aunque podríamos pensar que la palabra “Hanuman” significa “dios mono” o algo similar, la historia cuenta que la deidad debe su nombre a un incidente de la infancia.    Cuando Hanuman nació, tenía mucho apetito y confundió el sol con una fruta deliciosa, al perseguir la fruta se dirigió hacia el cielo (que es donde vivía Indra), y al ver que este mono se acercaba a él, Indra intervino y le golpeó en la mandíbula, de ahí que su nombre naciera de las palabras sánscritas Hanu, que significa “mandíbula”, y Man o Manu, que significa “prominente” o “desfigurado”.
Otras vías creen que el dios mono se originó en la religión popular proto-dravídica, y que la palabra Hanuman es una traducción sánscrita de la palabra tamil Aan-mandhi o An-manti, que significa “mono macho”. En cualquier caso, como ocurre con todas las deidades, la importancia reside mucho más en lo que representan y en cómo podemos trasladar algunos de sus poderosos aspectos a nuestras propias vidas humanas.

Significado de hanumanasana

Las medias separaciones son una buena preparación para llegar a la versión completa de la postura. Empieza por prepararte con la pierna de atrás doblada y la de delante estirada, las caderas cuadradas y el peso equilibrado entre ambas piernas. Activa la pierna recta flexionando el pie, empujando con el talón y llevando los dedos hacia ti. Te recomiendo que te mantengas ahí un rato, acercando suavemente el torso a la pierna delantera, pero siempre manteniendo la espalda alargada.Paso 2: Media luna baja
Desde las medias lunas, aleja el pie delantero de ti y dobla suavemente la pierna delantera. Deja que tus caderas caigan hacia el suelo pero manteniéndolas cuadradas. He visto en mis clases a varios alumnos que llevan el torso hacia delante mientras se mueven en esa forma, y recomiendo -como se muestra en la foto- que mantengas los hombros alineados con las caderas. De esa forma, estarás llevando el peso a las caderas, lo que ayudará a acercarlas al suelo. Si esto ya es intenso, quédate y aguanta, haciendo algunas respiraciones largas y profundas.Paso 3: Extiende ambas piernas

Ardha hanumanasana

“Fue el mayor salto que jamás se haya dado. La velocidad del salto de Hanuman arrastró flores y capullos en el aire tras él y cayeron como pequeñas estrellas sobre las ondulantes copas de los árboles. Los animales de la playa nunca habían visto algo así; vitorearon a Hanuman, y entonces el aire ardió a su paso, y nubes rojas flamearon sobre el cielo…” (Ramayana, relatado por William Buck).
Arrodíllate en el suelo. Adelanta el pie derecho unos treinta centímetros por delante de la rodilla izquierda y gira el muslo derecho hacia fuera. Hazlo levantando la planta interna del suelo y apoyando el pie en el talón externo.
Exhale e incline el torso hacia delante, presionando las puntas de los dedos contra el suelo. Deslice lentamente la rodilla izquierda hacia atrás, enderezando la rodilla y al mismo tiempo descendiendo el muslo derecho hacia el suelo. Deje de enderezar la rodilla trasera justo antes de llegar al límite de su estiramiento.
Ahora comience a alejar el talón derecho de su torso. Como hemos empezado con una fuerte rotación externa de la pierna delantera, gire gradualmente la pierna hacia dentro mientras se endereza para llevar la rótula hacia el techo. A medida que la pierna delantera se endereza, vuelve a presionar la rodilla izquierda hacia atrás y desciende con cuidado la parte delantera del muslo izquierdo y la parte trasera de la pierna derecha (y la base de la pelvis) hasta el suelo. Asegúrese de que el centro de la rodilla derecha apunta directamente hacia el techo.