Los meridianos del cuerpo

Los meridianos del cuerpo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

La punción de los meridianos del cuerpo

Imagínese un mapa de carreteras: una profusión de puntos entretejidos en una red por líneas de recorrido. Ahora imagina este sistema en 3D en tu cuerpo: una vasta red de vías energéticas invisibles que se conectan entre sí y con cada átomo, célula, tendón, hueso, órgano, cada centímetro de piel… ¡todo en tu cuerpo! Enlazan la parte superior con la inferior y la superficie con el interior, de modo que nada está realmente separado.
Ahora añade otras dimensiones a este “mapa” corporal interconectado en 3D: tu mente, tus emociones y tu espíritu, todo lo que es consciente e inconsciente dentro de ti. Estas increíbles vías son los meridianos, y forman tu cuerpo y todos los aspectos invisibles de tu ser en un todo intercomunicado.
Hay doce meridianos principales que recorren cada lado del cuerpo, un lado reflejando el otro. Cada meridiano corresponde a un órgano interno. Y cada órgano, con sus propias funciones fisiológicas y energéticas invisibles, no sólo depende de los demás sistemas de órganos, sino también de la red de meridianos mayor.

Tiempo de los meridianos del cuerpo

En las últimas semanas, hemos hablado de la visión de la MTC sobre el cuerpo humano, que es el modelo que se enseña En el centro de este modelo está la noción de que un conjunto de tres entidades, llamadas entidades funcionales, son responsables de producir y mantener la salud. Las tres entidades funcionales son:
Hasta ahora, hemos explicado con gran detalle las sustancias fundamentales y los órganos Zang-fu, pero aún no hemos hablado de la importancia del Jing-luo. Los puntos Jing-luo o meridianos son de extrema importancia en la Medicina Tradicional China y sirven como piedra angular para entender cómo funcionan las modalidades de curación en la Medicina Oriental, como la acupuntura y el masaje tui-na.
En la Medicina Tradicional China, un meridiano o Jing lou es un canal por el que fluyen el qi y las demás sustancias fundamentales. Se conocen con muchos nombres diferentes, como meridianos de acupuntura, puntos de acupuntura y vasos de energía.
Los meridianos funcionan como una red, muy parecida a un sistema de autopistas, que puede trazarse en todo el cuerpo. Son similares al sistema circulatorio de la medicina occidental, pero hay que destacar que los meridianos no son físicos.

Desbloqueo de los meridianos energéticos

¿Qué es un meridiano? Esta es una de las primeras preguntas que los estudiantes de medicina china quieren entender. En pocas palabras, un meridiano es una “autopista energética” en el cuerpo humano. La energía Qi (chee) fluye a través de este meridiano o autopista energética, accediendo a todas las partes del cuerpo. Los meridianos pueden trazarse en todo el cuerpo; fluyen dentro del cuerpo y no en la superficie, los meridianos existen en pares correspondientes y cada meridiano tiene muchos puntos de acupuntura a lo largo de su recorrido.
El término “meridiano” describe el sistema global de distribución de energía de la medicina china y nos ayuda a comprender cómo las sustancias básicas del cuerpo (Qi, sangre y fluidos corporales) impregnan todo el organismo. Los propios meridianos se describen a menudo como “canales” o incluso “vasos”, lo que refleja la noción de que llevan, sostienen o transportan el qi, la sangre y los fluidos corporales por todo el cuerpo.
Es tentador pensar en los meridianos del cuerpo humano de la misma manera que pensamos en el sistema circulatorio, ya que los meridianos son responsables de la distribución de las sustancias básicas en todo el cuerpo al igual que el sistema circulatorio, pero aquí es donde terminan las similitudes. La anatomía y la fisiología convencionales no podrían identificar estas vías en un sentido físico del modo en que se pueden identificar los vasos sanguíneos.

Carta de los 12 meridianos

Hace miles de años, los chinos desarrollaron un sistema para tratar las enfermedades y mantener la salud mediante el equilibrio de las corrientes energéticas del cuerpo. Esta fuerza vital, conocida como “Qi”, fluye continuamente a través de unos canales conocidos como meridianos.
Hay doce meridianos que atraviesan el cuerpo de arriba a abajo en una sola dirección. Cada meridiano está asociado a un órgano específico, o sistema fisiológico, y se clasifica como yin o yang. Los meridianos yin están asociados a órganos sólidos (pulmones, riñones, hígado, etc.) y comienzan o terminan en el tronco, mientras que los órganos yang son huecos (vesícula biliar, vejiga, estómago, etc.) y comienzan o terminan en la cara.
Hay puntos a lo largo de los meridianos que tienen una resistencia eléctrica reducida. Estos puntos pueden tratarse de diversas maneras: agujas, estimulación o golpeteo con el dedo, quema de hierbas (moxibustión), etc.
La enfermedad, el dolor y la desarmonía emocional se producen cuando el sistema de meridianos está desequilibrado. Por lo general, un solo meridiano puede tener un flujo de energía excesivo o insuficiente que afecta a los 12 meridianos.