Media luna yoga

Media luna yoga

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Por qué es tan difícil la postura de la media luna

Llamada así por la luna, el equilibrio de pie Ardha Chandrasana (postura de la media luna) te invita a aprovechar tanto la energía tranquila y equilibradora de la luna como la fuerza ardiente del sol. En esta postura, descubrirás cómo la unión de dos energías opuestas genera un poder mayor que sus partes por separado.
En la postura de la media luna, se producen dos movimientos opuestos a la vez: se hunde en la tierra con la pierna que está de pie y, al mismo tiempo, se levanta y se extiende la pierna levantada hacia el espacio. El encuentro de estas dos fuerzas -enraizar hacia abajo y extender hacia afuera- te da el poder de equilibrar y suspender la columna vertebral y el torso en el aire. La postura enseña la coordinación y puede ayudarte a comprender la interdependencia de las acciones de tu cuerpo. Puede enseñarte a mantener la concentración y el equilibrio en los momentos difíciles de transición en la práctica de asanas.
La postura de la media luna también puede ayudarte a desarrollar piernas fuertes y caderas abiertas. Muchas personas tienen una pierna dominante y otra más débil, lo que puede provocar desequilibrios posturales. Al aprender a pararse sobre una pierna a la vez en la Postura de la Media Luna, comienzas a fortalecer ambas piernas de manera uniforme. La pierna que está de pie se fortalece a medida que soporta el peso del cuerpo, con los músculos de la parte exterior del muslo comprometiéndose fuertemente. Mientras tanto, la pierna levantada debe trabajar para mantenerse suspendida y paralela al suelo, lo que requiere que se involucren y levanten los músculos internos del muslo y se extiendan a través del talón. Cada pierna se tonifica a medida que realiza su tarea individual.

Ver más

Con el nombre de la luna, el equilibrio de pie Ardha Chandrasana (postura de la media luna) te invita a aprovechar tanto la energía tranquila y equilibradora de la luna como la fuerza ardiente del sol. En esta postura, descubrirás cómo la unión de dos energías opuestas genera un poder mayor que sus partes por separado.
En la postura de la media luna, se producen dos movimientos opuestos a la vez: se hunde en la tierra con la pierna que está de pie y, al mismo tiempo, se levanta y se extiende la pierna levantada hacia el espacio. El encuentro de estas dos fuerzas -enraizar hacia abajo y extender hacia afuera- te da el poder de equilibrar y suspender la columna vertebral y el torso en el aire. La postura enseña la coordinación y puede ayudarte a comprender la interdependencia de las acciones de tu cuerpo. Puede enseñarte a mantener la concentración y el equilibrio en los momentos difíciles de transición en la práctica de asanas.
La postura de la media luna también puede ayudarte a desarrollar piernas fuertes y caderas abiertas. Muchas personas tienen una pierna dominante y otra más débil, lo que puede provocar desequilibrios posturales. Al aprender a pararse sobre una pierna a la vez en la Postura de la Media Luna, comienzas a fortalecer ambas piernas de manera uniforme. La pierna que está de pie se fortalece a medida que soporta el peso del cuerpo, con los músculos de la parte exterior del muslo comprometiéndose fuertemente. Mientras tanto, la pierna levantada debe trabajar para mantenerse suspendida y paralela al suelo, lo que requiere que se involucren y levanten los músculos internos del muslo y se extiendan a través del talón. Cada pierna se tonifica a medida que realiza su tarea individual.

Postura de la luna yoga

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La postura de la media luna (Ardha Chandrasana) es una postura de equilibrio de pie que es particularmente desafiante. Es una postura intermedia, así que asegúrate de que conoces los fundamentos del yoga y eres capaz de hacer la postura del triángulo antes de intentar la media luna. En una secuencia de flujo, pasarías del Triángulo a la Media Luna y al Perro mirando hacia abajo.
Este movimiento fortalece los tobillos y los muslos y estira los isquiotibiales. Mejora el equilibrio y la fuerza del núcleo. Si eres corredor, los isquiotibiales tensos suelen ser un problema y las posturas de yoga como la Media Luna pueden ser beneficiosas. La mayoría de los deportes y actividades diarias se benefician de un mejor equilibrio y de un núcleo fuerte, especialmente a medida que se envejece.

Modificaciones de la postura de la media luna

Respiración profunda de pie (Pranayama)Fortalece: Hombros y deltoides.Estira:  Músculos intercostales, articulaciones de los hombros, escápula y nervio ocular.Estimula: Pulmones, sistema nervioso y sistema circulatorio.Beneficios:  Aumenta la capacidad y la eficacia pulmonar; abre los hombros; y despierta el cuerpo para la clase.Qué ocurre en el ejercicio de respiración:  Este ejercicio de respiración despierta el cuerpo y la mente para la clase. En cada inhalación puedes llenar tus pulmones con hasta seis veces más oxígeno que una respiración normal, energizando el cuerpo con oxígeno fresco. Con cada exhalación se desintoxican los pulmones, liberando los residuos celulares y metabólicos del sistema respiratorio. Inclinar la cabeza hacia atrás ayuda a abrir la parte superior de la columna vertebral para preparar el cuello para la flexión hacia atrás.
Postura incómoda (Utkatasana)Fortalece: Tríceps, deltoides, músculos abdominales, cuádriceps y todos los músculos de las piernas.Estira: Tobillos, pies, dedos del pie, pelvis y espinillas.Estimula: Hígado, bazo, intestinos y páncreas.Beneficios: Realinea las piernas para prevenir el dolor lumbar; tonifica los brazos; alinea el menisco de la rodilla; reduce los pies planos, los juanetes y las piernas arqueadas; ayuda con el lumbago; alivia los dolores menstruales; alivia la ciática; reduce la grasa debajo de las nalgas; es bueno para las afecciones artríticas de las rodillas y las caderas, aliviando el dolor de las articulaciones; y libera la ira y la frustración.Qué ocurre en la postura:Esta postura de fuerza depende de la alineación precisa de los pies para proporcionar los beneficios. Calienta todos los grupos musculares principales del cuerpo.