Musica para clases de yoga

Musica para clases de yoga

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

1:01:38música de yoga moderna. 60 min de música de yoga urbano. yogamusic para …canciones de edenyoutube – 17 sep 2019

Varios miembros de Yoga Alliance en Estados Unidos nos han hecho saber que han sido contactados por organizaciones de licencias y que ahora están sujetos a cientos de miles de dólares en multas. La mayoría eran como tú: una pequeña escuela o un profesor individual. Pero enseñar yoga a pequeña escala no significa que seas inmune a la ley.
Servicios como SiriusXM o Spotifiy o Pandora son ciertamente grandes fuentes de música que podemos disfrutar en nuestro tiempo libre para nuestro propio placer auditivo. Pero no proporcionan licencias de ejecución que cubran las actuaciones públicas de sus oyentes, como por ejemplo, por parte de usted como escuela o profesor de yoga.
Sí y no. Mientras que en esa escuela o estudio podrías estar cubierto, considera todos los otros lugares donde podrías enseñar yoga: en un parque, en una oficina corporativa, en el centro de recreación de tu comunidad, a través de un video en YouTube. Si enseñas en alguno o en todos estos lugares -y en cualquier otro- estás actuando públicamente y, por tanto, estarás sujeto a la ley de licencias musicales.

Deva premal

Desde la tranquila música de piano hasta los ritmos modernos. Grooves rítmicos, canciones de piano relajantes y melodías tranquilizadoras. El compositor sueco Mans Ek, también conocido como Songs OF Eden, crea música que llega al corazón y libera la mente. Música que irradia a través de tu alma, ilumina tus pensamientos y eleva tu espíritu desde las alturas terrestres hasta las celestiales. Baila al ritmo de los ritmos norteafricanos o brasileños. Practica el yoga con ritmos suaves, tranquilos o edificantes. O medite con una música de piano tranquila y relajante. Inspirado en todo el mundo.

Mirabai ceiba

La música es una parte importante de la experiencia humana en casi todas las culturas del mundo. Durante cientos de miles de años, la gente se ha reunido en torno al fuego para cantar, bailar y tocar música juntos. No importa de dónde seas, lo más probable es que la música haya desempeñado un papel integral durante eventos como bodas, funerales y fiestas.
Todos sabemos que tener buena música puede ayudarte a destacar entre la multitud (lo que te lleva a tener más oportunidades y mejores ingresos). Sin embargo, no todos los instructores disfrutan creando listas de reproducción de yoga para las clases. A veces se siente como una tarea tener constantemente “listas de reproducción nuevas”.
La música es una ley moral. Da alma al universo, alas a la mente, vuelo a la imaginación, encanto a la tristeza y vida a todo. Es la esencia del orden y conduce a todo lo que es bueno, justo y bello, del que es la forma invisible, pero sin embargo deslumbrante, apasionada y eterna.-Platón
Es posible que utilices la música como banda sonora de otras cosas que haces en tu vida diaria: las tareas de la casa, conducir, cocinar, etc. Lo más probable es que incluso seleccione qué tipo de música quiere que suene de fondo mientras hace estas cosas.

La mejor música de yoga

Tan pronto como entro en la shala y escucho la música malhumorada y espaciosa, el volumen de mi parloteo mental disminuye. Me olvido de dónde voy después, de dónde vengo, y estoy lista para el yoga, ese dulce estado de unión del cuerpo y la mente.
Después de asistir a las clases de Flowmotion con Sarah Tomson Beyer durante más de un año, tengo una respuesta pavloviana a la música que toca. La música me invita a un estado de entrega, atrevimiento y aceptación. Sus secuencias comienzan lentamente, toman impulso, se retiran un poco y vuelven a crecer hasta alcanzar un crescendo. En el punto álgido, la música retumba y estamos bailando en trance; luego la música nos lleva de nuevo a la rendición de Savasana, y todas las posturas están coreografiadas al ritmo de su lista de reproducción.
“La gente lleva siglos bailando al ritmo”, dice Tomson- Beyer, profesora de yoga y fisioterapeuta en Park City, Utah. “¿Por qué es tan extraño mover el cuerpo cuando resulta que está en un estudio de yoga?”. Confieso que yo solía ser uno de esos profesores a los que les daba miedo poner música en clase. La vibración del sonido puede literalmente cambiar tu energía o cambiar tu estado de ánimo. Puede ser un cambio positivo, pero también puede agitar u ofender. Me preocupaba que mis gustos musicales no coincidieran con las preferencias de mis alumnos. Y aunque la música es apropiada para algunas clases, como la de vinyasa, puede no encajar con algunos estilos, en los que hay mucha instrucción verbal y menos flujo (piensa en Iyengar).