Organizacion del sistema nervioso

Organizacion del sistema nervioso

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Organización del sistema nervioso quizlet

El sistema nervioso transmite señales entre el cerebro y el resto del cuerpo, incluidos los órganos internos. De este modo, la actividad del sistema nervioso controla la capacidad de moverse, respirar, ver, pensar y mucho más.1
La unidad básica del sistema nervioso es la célula nerviosa o neurona. El cerebro humano contiene unos 100.000 millones de neuronas. Una neurona tiene un cuerpo celular, que incluye el núcleo de la célula, y unas extensiones especiales llamadas axones y dendritas. Los haces de axones, llamados nervios, se encuentran por todo el cuerpo. Los axones y las dendritas permiten a las neuronas comunicarse, incluso a grandes distancias.
Diferentes tipos de neuronas controlan o realizan diferentes actividades. Por ejemplo, las neuronas motoras transmiten mensajes del cerebro a los músculos para generar movimiento. Las neuronas sensoriales detectan la luz, el sonido, el olor, el sabor, la presión y el calor, y envían mensajes sobre estos elementos al cerebro. Otras partes del sistema nervioso controlan los procesos involuntarios. Entre ellos, el mantenimiento de un ritmo cardíaco regular, la liberación de hormonas como la adrenalina, la apertura de la pupila en respuesta a la luz y la regulación del sistema digestivo.

Sistema nervioso central

A nivel celular, el sistema nervioso se define por la presencia de un tipo especial de célula, llamada neurona, también conocida como “célula nerviosa”. Las neuronas tienen estructuras especiales que les permiten enviar señales de forma rápida y precisa a otras células. Envían estas señales en forma de impulsos electroquímicos que viajan a lo largo de finas fibras llamadas axones, que pueden transmitirse directamente a las células vecinas a través de sinapsis eléctricas o hacer que se liberen sustancias químicas llamadas neurotransmisores en las sinapsis químicas. Una célula que recibe una señal sináptica de una neurona puede ser excitada, inhibida o modulada de otro modo. Las conexiones entre las neuronas pueden formar vías neuronales, circuitos neuronales y redes más amplias que generan la percepción del mundo de un organismo y determinan su comportamiento. Además de las neuronas, el sistema nervioso contiene otras células especializadas llamadas células gliales (o simplemente glía), que proporcionan apoyo estructural y metabólico.
Los sistemas nerviosos se encuentran en la mayoría de los animales multicelulares, pero varían enormemente en cuanto a su complejidad[2] Los únicos animales multicelulares que no tienen ningún sistema nervioso son las esponjas, los placozoos y los mesozoos, que tienen planes corporales muy simples. Los sistemas nerviosos de los organismos de simetría radial ctenóforos (jaleas de peine) y cnidarios (que incluyen anémonas, hidras, corales y medusas) consisten en una red nerviosa difusa. Todas las demás especies animales, a excepción de algunos tipos de gusanos, tienen un sistema nervioso que contiene un cerebro, un cordón central (o dos cordones paralelos) y nervios que irradian desde el cerebro y el cordón central. El tamaño del sistema nervioso oscila entre unos pocos cientos de células en los gusanos más sencillos y unos 300.000 millones de células en los elefantes africanos[3].

La comunicación en el sistema nervioso…

El sistema nervioso integra y supervisa las innumerables acciones que ocurren simultáneamente en todo el cuerpo humano; por lo tanto, cada tarea que realiza una persona, por insignificante que sea, es un resultado directo de los componentes del sistema nervioso. Estas acciones pueden estar bajo control voluntario, como tocar una tecla del ordenador, o pueden ocurrir sin su conocimiento directo, como digerir la comida, liberar enzimas del páncreas u otros actos inconscientes.
Es difícil comprender todas las complejidades del sistema nervioso porque el campo de la neurociencia ha evolucionado rápidamente en los últimos 20 años; además, casi a diario se encuentran respuestas a nuevas preguntas. Sin embargo, un conocimiento profundo de los componentes individuales del sistema nervioso y de sus funciones le llevará a comprender mejor el funcionamiento del cuerpo humano y le facilitará la adquisición de futuros conocimientos sobre el sistema nervioso.
Los nervios del SNP se clasifican de tres maneras. En primer lugar, los nervios del SNP se clasifican en función de su conexión con el SNC. Los nervios craneales se originan o terminan en el cerebro, mientras que los nervios espinales se originan o terminan en la médula espinal.

Cordados

Para entender la neurofisiología, es necesario apreciar la organización del sistema nervioso y la disposición anatómica general de las estructuras. Una presentación exhaustiva de la neuroanatomía sería objeto de todo un texto. Por lo tanto, en este capítulo, la anatomía se describirá brevemente, como corresponde al contexto fisiológico.
El sistema nervioso está compuesto por dos divisiones: el sistema nervioso central (SNC), que incluye el cerebro y la médula espinal, y el sistema nervioso periférico (SNP), que incluye los receptores sensoriales, los nervios sensoriales y los ganglios fuera del SNC. El SNC y el SNP se comunican ampliamente entre sí.
También se puede distinguir entre las divisiones sensoriales y motoras del sistema nervioso. La división sensorial o aferente aporta información al sistema nervioso, que suele comenzar con eventos en los receptores sensoriales de la periferia. Estos receptores incluyen, entre otros, los receptores visuales, los receptores auditivos, los quimiorreceptores y los receptores somatosensoriales (del tacto). Esta información aferente se transmite a niveles progresivamente superiores del sistema nervioso y, finalmente, a la corteza cerebral. La división motora o eferente lleva la información fuera del sistema nervioso a la periferia. Esta información eferente da lugar a la contracción del músculo esquelético, del músculo liso y del músculo cardíaco o a la secreción de las glándulas endocrinas y exocrinas.