Postura del loto yoga

Postura del loto yoga

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Padmasana

Las variaciones incluyen el medio loto, el loto atado y la postura de unión psíquica. Las variaciones avanzadas de otras asanas, como la postura de la cabeza, tienen las piernas en loto o medio loto. La postura puede resultar incómoda para las personas que no están acostumbradas a sentarse en el suelo, y los intentos de forzar las piernas en la posición pueden lesionar las rodillas[2].
Shiva, el dios ascético meditador del hinduismo, Gautama Buda, el fundador del budismo, y los Tirthankaras del jainismo han sido representados en la posición de loto, especialmente en estatuas. La postura es emblemática tanto de la meditación budista como del yoga, y como tal ha encontrado un lugar en la cultura occidental como símbolo de vida sana y bienestar.
La postura es antigua y se describe, junto con otras asanas (posturas sentadas), en el libro del siglo VIII Patanjalayogashastravivarana[10] Una figura sentada en posición de loto sobre una flor de loto aparece en las monedas de dinar de Chandragupta II, que reinó entre el 380 y el 415 d.C.[11]. 415 d.C.[11] El primer texto tántrico en el que se habla de la postura (asana), el Nisvasattvasamhita Nayasutra (4.11-17, 4.104-106) del siglo VI-X, ordena al meditador y “usuario de mantras” que se siente en posición de loto o en una postura similar[12]. [El Hatha Yoga Pradipika del siglo XV afirma que la postura destruye todas las enfermedades y que un yogui en la postura que retiene el aire respirado a través de los canales nadi alcanza la liberación[13].

Postura de loto de yoga para principiantes

La Postura del Loto es quizás la postura de yoga más reconocida hoy en día, incluso por personas que no practican yoga. Muchos la consideran la postura de yoga “clásica”. El loto se utiliza a menudo para la meditación, y muchas clases de yoga comienzan o terminan con esta postura. Sin embargo, la Postura del Loto es una postura avanzada que no es adecuada para aquellos que son nuevos en el yoga. Asegúrate de probar otras posturas sentadas, como la Postura Fácil (Sukhasana), si eres principiante o si tienes menos flexibilidad en la parte inferior del cuerpo.
La palabra sánscrita para esta postura, “Padmasana”, recibe su nombre de la flor de loto o “padma”. En la postura completa, las piernas se convierten en los pétalos de una flor de loto, que se abren suavemente.
La postura del loto es conocida tradicionalmente por calmar la mente y preparar al practicante para la meditación profunda. También estira las rodillas, los tobillos y las caderas, y fortalece la columna vertebral y la parte superior de la espalda. Esta postura también aumenta la circulación en la columna vertebral y la pelvis, lo que puede ayudar a aliviar las molestias menstruales y el malestar en los órganos reproductores femeninos.

Postura del loto volador

La Postura del Loto es quizás la postura de yoga más reconocida hoy en día, incluso por personas que no practican yoga. Muchos la consideran la postura de yoga “clásica”. El loto se utiliza a menudo para la meditación, y muchas clases de yoga comienzan o terminan con esta postura. Sin embargo, la Postura del Loto es una postura avanzada que no es adecuada para aquellos que son nuevos en el yoga. Asegúrate de probar otras posturas sentadas, como la Postura Fácil (Sukhasana), si eres principiante o si tienes menos flexibilidad en la parte inferior del cuerpo.
La palabra sánscrita para esta postura, “Padmasana”, recibe su nombre de la flor de loto o “padma”. En la postura completa, las piernas se convierten en los pétalos de una flor de loto, que se abren suavemente.
La postura del loto es conocida tradicionalmente por calmar la mente y preparar al practicante para la meditación profunda. También estira las rodillas, los tobillos y las caderas, y fortalece la columna vertebral y la parte superior de la espalda. Esta postura también aumenta la circulación en la columna vertebral y la pelvis, lo que puede ayudar a aliviar las molestias menstruales y el malestar en los órganos reproductores femeninos.

Beneficios de la padmasana

Las variaciones incluyen el medio loto, el loto atado y la postura de unión psíquica. Las variaciones avanzadas de otras asanas, como la postura de la cabeza, tienen las piernas en loto o medio loto. La postura puede resultar incómoda para las personas que no están acostumbradas a sentarse en el suelo, y los intentos de forzar las piernas en la posición pueden lesionar las rodillas[2].
Shiva, el dios ascético meditador del hinduismo, Gautama Buda, el fundador del budismo, y los Tirthankaras del jainismo han sido representados en la posición de loto, especialmente en estatuas. La postura es emblemática tanto de la meditación budista como del yoga, y como tal ha encontrado un lugar en la cultura occidental como símbolo de vida sana y bienestar.
La postura es antigua y se describe, junto con otras asanas (posturas sentadas), en el libro del siglo VIII Patanjalayogashastravivarana[10] Una figura sentada en posición de loto sobre una flor de loto aparece en las monedas de dinar de Chandragupta II, que reinó entre el 380 y el 415 d.C.[11]. 415 d.C.[11] El primer texto tántrico en el que se habla de la postura (asana), el Nisvasattvasamhita Nayasutra (4.11-17, 4.104-106) del siglo VI-X, ordena al meditador y “usuario de mantras” que se siente en posición de loto o en una postura similar[12]. [El Hatha Yoga Pradipika del siglo XV afirma que la postura destruye todas las enfermedades y que un yogui en la postura que retiene el aire respirado a través de los canales nadi alcanza la liberación[13].