Postura delfin yoga

Postura delfin yoga

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Bakasana

La Postura del Delfín es una gran postura para empezar a hacer yoga por muchas razones. Fortalece la cintura escapular, que es débil para la mayoría de los estudiantes que acaban de empezar el yoga. La Postura del Delfín (Ardha Pincha Mayurasana) también involucra los músculos centrales que necesitamos para pararnos con los antebrazos, la cabeza y más.
La Postura del Delfín fortalece la cintura escapular y proporciona estabilidad a esta zona del cuerpo tan inestable. La Ardha Pincha Mayurasana también proporciona apoyo y preparación para la postura del antebrazo y la postura de la cabeza. Tus músculos centrales también ganan fuerza y estabilidad al practicar esta postura de yoga (¡todo sin abdominales!)
Otro beneficio añadido de la práctica de la Postura del Delfín es ganar confianza en una posición invertida. Es una forma segura de practicar la postura con la cabeza mirando al suelo (como lo harías en la postura de la cabeza, la postura de las manos o la postura del antebrazo).
Por último, esta postura: estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos. La postura del delfín abre los hombros, el pecho y la parte interior de las axilas, al tiempo que fortalece los brazos y las piernas. Entre los beneficios que a menudo se enumeran está también una mejor digestión, aunque este beneficio está menos documentado.

Postura de yoga del cerdo

El acto de ponerse boca abajo, ya sea durante unas cuantas respiraciones en una postura como Adho Mukha Vrksasana (parada de manos) o durante varios minutos en una postura como Sirsasana (parada de cabeza), puede resultar tremendamente liberador. Las inversiones proporcionan innumerables beneficios físicos, mentales y emocionales. Pero también requieren fuerza, flexibilidad y confianza para invertir la relación normal con la gravedad, y esto puede llevar tiempo. Si tu cuerpo o tu mente aún no están preparados para hacer una inversión completa, te beneficiarás de probar una postura multifacética llamada Delfín.
Delfín abre y fortalece la parte superior del cuerpo, lo que la convierte en una gran preparación para las inversiones o en una buena postura sustitutiva cuando no estás preparado para volar con las piernas por encima de la cabeza. Ya sea que practiques Delfín para sentirte cómodo con la idea de girar boca abajo o que la practiques como preludio de Pincha Mayurasana (Equilibrio de los antebrazos), las virtudes de Delfín son numerosas. Con la práctica continuada, experimentarás una mayor amplitud de movimiento en la columna vertebral y en los hombros y desarrollarás fuerza en los brazos y en el núcleo, mientras te acostumbras a la idea de soportar el peso sobre las manos, los brazos y la parte superior del cuerpo. En otras palabras, hazte amigo de Dolphin y abrirás la puerta a un mundo en el que las volteretas de tu juventud ya no parecen un recuerdo lejano.

Modificaciones de la postura del delfín

La postura del Perro mirando hacia abajo (Adho Mukha Svanasana) es una de las posturas de yoga más populares, pero puede ser muy dolorosa y difícil para quienes tienen dolor de muñeca o síndrome del túnel carpiano. Esta variación, llamada “Postura del Delfín”, se realiza sobre los antebrazos, lo que alivia la presión de las muñecas al tiempo que proporciona todos los beneficios del Perro Boca Abajo.
Si levantas pesas, haces deporte, dibujas, trabajas con el ordenador, tocas la guitarra o juegas a videojuegos, es posible que estés familiarizado con las muñecas doloridas. Además, las mujeres embarazadas suelen padecer el síndrome del túnel carpiano, y la postura del delfín puede ser una modificación útil para su práctica habitual de yoga prenatal. Esta postura se conoce a veces como “Postura del Cachorro”, aunque ese término también se utiliza para referirse al Perro hacia abajo realizado tanto con los antebrazos como con las rodillas.
La postura del delfín fortalece y estira los hombros, los brazos, la parte superior de la espalda y las piernas. Ayuda a dar flexibilidad a la columna vertebral, los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos. Además, proporciona todos los beneficios de la postura del perro mirando hacia abajo, incluyendo:
No practique la postura del delfín si tiene una lesión reciente o actual en el hombro, la espalda, el brazo o el cuello. Evite también esta postura si tiene presión arterial alta o infecciones en los ojos o en el oído interno. Trabaja siempre dentro de tus propios límites y capacidades. Si tienes algún problema médico, habla con tu médico antes de practicar yoga.

Ardha pincha mayurasana

El Perro Boca Abajo (Adho Mukha Svanasana) es una de las posturas de yoga más populares, pero puede ser muy dolorosa y difícil para quienes tienen dolor de muñeca o síndrome del túnel carpiano. Esta variación, llamada “Postura del Delfín”, se realiza sobre los antebrazos, lo que alivia la presión de las muñecas al tiempo que proporciona todos los beneficios del Perro Boca Abajo.
Si levantas pesas, haces deporte, dibujas, trabajas con el ordenador, tocas la guitarra o juegas a videojuegos, es posible que estés familiarizado con las muñecas doloridas. Además, las mujeres embarazadas suelen padecer el síndrome del túnel carpiano, y la postura del delfín puede ser una modificación útil para su práctica habitual de yoga prenatal. Esta postura se conoce a veces como “Postura del Cachorro”, aunque ese término también se utiliza para referirse al Perro hacia abajo realizado tanto con los antebrazos como con las rodillas.
La postura del delfín fortalece y estira los hombros, los brazos, la parte superior de la espalda y las piernas. Ayuda a dar flexibilidad a la columna vertebral, los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos. Además, proporciona todos los beneficios de la postura del perro mirando hacia abajo, incluyendo:
No practique la postura del delfín si tiene una lesión reciente o actual en el hombro, la espalda, el brazo o el cuello. Evite también esta postura si tiene presión arterial alta o infecciones en los ojos o en el oído interno. Trabaja siempre dentro de tus propios límites y capacidades. Si tienes algún problema médico, habla con tu médico antes de practicar yoga.