Posturas meditacion

Posturas meditacion

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Cómo sentarse para meditar

Podemos meditar sentados, de pie, caminando o tumbados. Estas instrucciones se centran en la posición sentada, la más habitual para la práctica formal, ya que es la que permite mantenerse alerta y relajado. Para quienes no puedan sentarse, pueden utilizar la opción alternativa de acostarse.
El objetivo de la postura sentada es equilibrar el estar erguido y alerta con el estar relajado. Al explorar una postura sentada, queremos elegir un método que nos resulte relativamente fácil. Elegir un método que parezca bueno, pero que suponga un esfuerzo importante, desvirtúa el propósito de la meditación. Lo más importante es lo que haces con tu mente, no lo que haces con tus pies o piernas.
Se recomienda sentarse en el suelo porque es muy estable, como la postura piramidal del Buda sentado. Podemos utilizar un zafu (un pequeño cojín) para elevar un poco las nalgas, de modo que las rodillas puedan tocar el suelo. Con las nalgas sobre el cojín y las dos rodillas tocando el suelo, se forma una base de trípode estable. Si está en un suelo duro, se recomienda colocar el cojín sobre un zabuton (una esterilla cuadrada acolchada) o mantas.    (Vea las posiciones de las manos más abajo).

Postura de meditación birmana

Tanto si eres nuevo en la meditación como si llevas tiempo meditando, el primer paso para prepararte para la práctica es encontrar una postura cómoda. Esto tiene mucho sentido: si el objetivo de la meditación es guiar tu mente hacia una mayor concentración, conciencia y compasión por ti y por los demás, la postura de tu cuerpo debe reflejar eso. No quieres sentirte inquieto, incómodo o con dolor.
Para que la meditación esté disponible y sea accesible para todo el mundo, te animamos a que explores las opciones, especialmente si acabas de empezar a practicar la meditación o tienes alguna limitación o restricción, para encontrar lo que mejor te siente. Aquí tienes 4 posiciones que puedes probar, junto con la postura de meditación adecuada para cada una de ellas.
A menos que hayas hecho mucho yoga, o que hayas crecido practicando la meditación con las piernas cruzadas o en posición de loto y te sientas realmente cómodo con ella, te recomendamos que te sientes en una silla vertical con las piernas sin cruzar, los pies en el suelo y los brazos y las manos apoyados en las piernas o en el regazo.

Ver más

Práctica: Siéntate con las piernas estiradas. Dobla ambas piernas y coloca el pie derecho debajo del muslo izquierdo y el pie izquierdo debajo o delante de la pantorrilla derecha en el suelo. Si le resulta más cómodo, cruce las piernas en sentido contrario. Si es difícil mantener el cuerpo erguido, siéntese en un cojín a una altura adecuada para que la postura sea cómoda.
Si no es posible sentarse cómodamente y sin dolor en Sukhasana, practica los ejercicios de respiración y meditación sentado en una silla. Lo más importante para todos es que la parte superior del cuerpo esté recta, el cuerpo esté relajado y pueda permanecer inmóvil durante todo el ejercicio.
La Siddhasana aquieta la mente, tiene un efecto equilibrador sobre los Nadis (nervios) y activa la energía espiritual de los Chakras. Por lo tanto, esta postura sentada es muy adecuada para la práctica de Pranayama y Meditación.
Práctica: Siéntate con las piernas estiradas. Dobla la pierna derecha y coloca el pie muy cerca del cuerpo en el suelo. Ahora dobla la pierna izquierda y coloca el pie izquierdo encima de la pantorrilla derecha. La planta del pie toca el muslo derecho. Suba los dedos del pie derecho entre el muslo y la pantorrilla de la pierna izquierda y los dedos del pie izquierdo entre el muslo y la pantorrilla de la pierna derecha. Si le resulta difícil mantener el cuerpo erguido o las rodillas no se apoyan en el suelo, siéntese en un cojín, a la altura adecuada.

5 asanas meditativas

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Estar sentado es la mejor posición para empezar a meditar. Si te tumbas, sobre todo al principio, corres el riesgo de perder la conciencia y quedarte dormido. Estar sentado en una posición de alerta te mantiene despierto y concentrado, pero libera a tu mente de tener que procesar información (como dónde poner los pies). Mientras estés sentado, practicarás la concentración en algo. Puede ser una imagen, una palabra o tu respiración.
La meditación consiste en hacer que la mente esté quieta mientras el cuerpo se mantiene despierto, pero relajado. Para que se produzca la quietud mental, primero debes hacer que tu cuerpo se quede quieto. Para ello, debes sentarte. Mientras estás sentado, tu mente querrá vagar por todas partes, desde tus listas de tareas pendientes hasta tus preocupaciones o eventos, pasando por el lugar al que quieres ir de vacaciones.