Retroversion de cadera

Retroversion de cadera

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Retroversión de la cadera frente a anteversión

La articulación de la cadera es el lugar donde la cabeza del fémur se une a la pelvis. En anatomía, la palabra “versión” se refiere al ángulo o la rotación de todo o parte de un órgano, hueso u otra estructura del cuerpo, en relación con otras estructuras del cuerpo. La retroversión se refiere a una rotación anormal de la cadera hacia atrás en relación con la rodilla. Esta condición puede afectar a pacientes de todas las edades y provoca una tensión anormal en la parte baja de la espalda, la cadera y la rodilla, así como una marcha anormal (postura al caminar).
La retroversión femoral (también conocida como retroversión de la cadera) es una deformidad de rotación o torsión en la que el fémur (hueso del muslo) se tuerce hacia atrás (hacia fuera) en relación con la rodilla. Dado que la parte inferior del fémur está conectada a la rodilla, esto también significa que la rodilla se tuerce hacia fuera en relación con la cadera.
Izquierda: Posición de la cabeza femoral en retroversión con el pie orientado hacia delante. En esta posición, la cabeza del fémur no está colocada normalmente en la articulación de la cadera. Esto puede causar dolor y una fuerza anormal en la cadera y puede provocar degeneración y artritis.

Síntomas de retroversión de la cadera

El pronóstico de la retroversión de cadera es generalmente malo.    El niño puede estar más limitado debido a la falta de coordinación y a la escasa fuerza de empuje durante cualquier tipo de actividad.    Las contracturas de la parte inferior de la pierna en relación con la parte superior (torsión tibial externa) deben ser tratadas si están presentes para disminuir la deformidad.    Una órtesis también puede aportar algún beneficio.
Si la condición causa problemas significativos y la cosmética es una preocupación, se puede contemplar la cirugía.    Si se asocia a una torsión externa significativa de la tibia, una osteotomía tibial inferior (cortar el hueso de la parte inferior de la pierna y girarlo hacia dentro) proporcionaría algún beneficio.    Los estudios a largo plazo son escasos para determinar el mejor resultado del tratamiento de este problema.    Lo mejor es tratar la mayor parte de la deformidad posible (ortesis para el pie, escayola para la torsión tibial externa y ejercicios de estiramiento para mejorar la posición general de la pierna).

Ejercicios de retroversión de cadera

La movilidad de la cadera es clave para la salud de la cadera, la rodilla y la zona lumbar.    También es clave para el rendimiento deportivo y el rendimiento en el gimnasio.    La movilidad limitada de la cadera puede ser un factor que contribuya al dolor lumbar y de rodilla, así como a las limitaciones en el rendimiento de ciertos levantamientos, como las sentadillas y los deadlifts.Con demasiada frecuencia, oímos: “Me estiro y me estiro” o “He estado haciendo mis ejercicios de movilidad de la cadera, pero no está mejorando”.    Aquí hay una razón no tan obvia por la que su movilidad de la cadera no está mejorando.Razón 1: Estructura de la caderaEsta es probablemente la razón más subestimada por la que alguien puede no ver una mejora en su movilidad de la cadera.
La mayoría de las personas tienen 2 fémures (hueso del muslo) y 2 acetábulos (cavidades de la cadera).    Los factores a los que nos referimos son la profundidad del acetábulo, el ángulo de su acetábulo, el ángulo de su fémur, o la composición ósea de su fémur. Todos estos factores pueden determinar la capacidad de una persona para mostrar una movilidad suficiente de la cadera, en concreto, la rotación interna y externa de la cadera, la flexión de la cadera o la abducción de la cadera.Alguien puede presentar una estructura de cadera “normal” y ser capaz de rotar externa e internamente sus caderas.Otras personas pueden presentar caderas “antevertidas” o “retrovertidas”.    La anteversión es cuando el acetábulo de la persona está inclinado hacia delante y la retroversión es cuando el acetábulo de la persona está inclinado hacia atrás.

Tratamiento de la retroversión de la cadera

Describimos una variedad poco conocida de la displasia de cadera, denominada “retroversión acetabular”, en la que la alineación de la boca del acetábulo no se orienta en la dirección anterolateral normal, sino que se inclina más posterolateralmente. Esta condición puede formar parte de una displasia compleja o ser una entidad única. Aparte de su retroversión, el acetábulo está situado normalmente en la pared lateral de la pelvis, y su superficie articular es de extensión y configuración normales. La orientación en retroversión puede dar lugar a problemas de pinzamiento entre el cuello femoral y el borde acetabular anterior. Definimos los parámetros clínicos y radiológicos y discutimos los cambios patológicos que pueden ocurrir en la condición no tratada. Se propone una técnica de tratamiento.