Vinyasa yoga posturas

Vinyasa yoga posturas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:meditacion

Vinyasa yoga posturas

Ver más

El término vinyasa puede desglosarse en sus raíces sánscritas para ayudar a descifrar su significado.  Nyasa denota “colocar” y vi denota “de una manera especial”. Como muchas palabras sánscritas, vinyasa es un término que tiene muchos significados, como “movimiento sincronizado con la respiración”.
Hay cuatro definiciones básicas de vinyasa: 1) la vinculación del movimiento corporal con la respiración; 2) una secuencia específica de movimientos sincronizados con la respiración que se utiliza para la transición entre posturas sostenidas; 3) el establecimiento de una intención para la práctica personal de yoga y la adopción de los pasos necesarios para alcanzar ese objetivo; y 4) un tipo de clase de yoga.
Vinyasa también se emplea como sustantivo para describir la secuencia de posturas que se realizan entre Adho Mukha Svanasana o Perro mirando hacia abajo como parte de una secuencia de Surya Namaskara o Saludo al Sol. Aunque esto se denomina más correctamente medio-vinyasa ya que el full-vinyasa vuelve a completar las asanas o posiciones de pie.

Ustrasana

Postura del NiñoEsta postura calmante es una buena posición de pausa por defecto. Puedes utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarte antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.
Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.
Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.

Ardha chandras…

Miles de personas se certifican para enseñar yoga cada día. La buena noticia es que, aunque el mercado está saturado en algunas áreas, todos interiorizamos, interpretamos y, en última instancia, ofrecemos lo que hemos aprendido de forma diferente.
Como instructores de yoga, nos enfrentamos constantemente al reto de idear nuevas secuencias y contenidos para destacar en el saturado panorama. Esto puede ser agotador. Requiere práctica continua, paciencia y refinamiento semana tras semana.
Crear una secuencia de yoga es crear una obra de arte. No se consigue fácilmente por capricho. El enfoque que adoptes es crucial para el éxito de tu clase. La selección de cada elemento con una consideración reflexiva y consciente es un buen punto de partida.  Compartir esta obra maestra es uno de los mayores regalos de la enseñanza… ¡Tiene la capacidad de cambiar la vida de las personas!
El propósito de este artículo es educarte sobre cómo secuenciar inteligentemente una clase de yoga. Este artículo está dirigido a las secuencias de yoga para profesores, pero los estudiantes de yoga que buscan inspiración en su práctica en casa también se beneficiarán.

Halasana

Lo primero es lo primero: Al igual que todas las demás formas de yoga, el vinyasa requiere que te centres en tu respiración. “Como terapeuta de yoga, el vinyasa es una de las herramientas más poderosas que enseño a mis clientes a notar y aprovechar su respiración”, dice Rausch. “No puedo decir cuántas veces los clientes han descrito su respiración como un ‘nuevo fenómeno’ después de experimentar el vinyasa. Vinyasa transforma la respiración -algo para lo que hemos nacido pero en lo que apenas pensamos- en algo que ahora experimentamos con curiosidad, posibilidad y, sobre todo, propósito.” Intenta vincular tus movimientos con tu respiración en una proporción de uno a uno (una respiración por un movimiento). “Esto se convierte en una ‘meditación en movimiento’ para liberar la energía estancada y el estrés mediante el uso de la respiración para abrir el flujo natural de prana o ‘fuerza vital'”, dice Rausch. Este tipo de meditación puede ser útil para los que no nos gusta la práctica tradicional, que suele implicar sentarse quieto y con las piernas cruzadas (simplemente no funciona para algunos de nosotros, y eso está bien).
Un flujo de vinyasa exitoso comienza con un check-in, o dos o tres minutos de calma. Todo lo que tienes que hacer es encontrar una forma cómoda de apoyar la espalda en tu esterilla. Después de eso, “empieza a observar tu patrón de respiración natural y haz un inventario mental de lo que estás experimentando en tu mente, cuerpo y emociones”, dice Rausch. “Pregúntate: ‘¿Cuál es mi nivel de energía? ¿Hay tranquilidad en mi cuerpo? Si es así, ¿dónde? ¿Hay malestar en mi cuerpo? Si es así, ¿dónde?”. Esto, explica, te ayuda a estar presente y concentrado. A continuación, establece una intención y “cambia a un patrón de respiración más consciente y controlado”. A continuación, viene el movimiento.